Viernes, 26 Julio 2019 16:05

Impulso de arranque

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Ante la imperiosa necesidad de sumar puntos, las primeras fechas del torneo pueden resultar clave en medio de las urgencias por escaparle a la zona baja de los promedios.

A pocos días del debut en la nueva Superliga, en Central hay un objetivo claro, marcado a fuego por los números y por ello incontrastable: la lucha por la permanencia será el punto en el que se hará foco de principio a fin, sabiendo que el trayecto por recorrer es larguísimo y que en el mismo habrá altibajos, como siempre ocurre. La particularidad de este inicio de competencia es la incómoda situación en la que arrancará el canalla, entre los puestos más bajos de la tabla de los promedios. Por eso se hace foco, al menos hoy, en la capacidad que pueda mostrar el equipo para meter un arranque que ayude a despejar nubarrones en el amanecer de la competencia, entendiendo, por supuesto, que además de lo propio en esta historia contará lo que puedan hacer sus rivales directos. Es imposible determinar que con un buen inicio los problemas quedarán rápidamente resueltos (basta con repasar lo ocurrido en la temporada 2009/10, ver aparte) o viceversa, pero sí las primeras fechas podrían marcar una clara tendencia, sobre el grado de complejidad o relajación al que pueda abrazarse después de dar los primeros pasos.

   Desde que Central logró el retorno a primera afrontó ocho torneos, en los que los arranques tuvieron números dentro de todos saludables. El más pobre de esos inicios fue el que protagonizó con Paolo Montero (apenas 3 puntos sobre 15), aunque el equipo no estaba en una situación complicada con el tema de los promedios.

   El último antecedente de esa necesidad de sumar para mantener la categoría fue la que le tocó vivir con Miguel Angel Russo como técnico, luego de que el equipo lograra el ascenso justamente de la mano del hoy DT de Cerro Porteño. En los tres campeonatos disputados el canalla se mantuvo por encima del 40 por ciento en las primeras cinco fechas.

   Se insiste en que se trata de un mero juego de especulación, que no determinará nada a futuro, pero que sí podría fortalecer ánimos o generar mayor incertidumbre. Y lo de las primeras cinco fechas no es caprichoso. Es que en la sexta será nada menos que el clásico ante Newell’s (hoy en la misma situación que el canalla), en lo que se juega, como a los protagonistas les gusta decir, “un partido aparte”.

   Los inicios de los últimos campeonatos fueron buenos para Central. La mancha más oscura es la que protagonizó en la Superliga 2017/18 de la mano de Montero, con la pobre cosecha del 20 por ciento de los puntos. Lo bueno en esa ocasión es que el equipo no tenía la necesidad de mirar el promedio. Quizá no tenga nada que ver y en esto mucho influye la calidad de futbolistas con los que se cuenta, pero por ejemplo los arranques de Coudet, sin fantasmas a la vista, fueron los mejores. Con Bauza también fue más que bueno el inicio, al igual que el tercer torneo de Russo, que fue casualmente en el que mejor estaba con el promedio.

   Justamente no es lo mismo arrancar un torneo con esa necesidad o desligado de la misma. Cuando eso ocurre, las necesidades y las urgencias se potencian.

   Esta vez, con Diego Cocca al mando, Central se verá las caras en el arranque con Atlético Tucumán (V), Talleres (L), San Lorenzo (V), Patronato (L) y Colón (V). Después sí será el turno del clásico. Y lo dicho, sin que resulte determinante ni muchos menos, comenzar con el pie derecho le dará al equipo la tranquilidad necesaria como para trabajar en medio de un clima mucho más distendido. De lo contrario, habrá todo un trabajo de fortalecimiento anímico que se deberá llevarse a cabo y sumarse al futbolístico para corregir el rumbo. Es una carrera muy larga la que correrán el canalla y otros tantos equipos, pero en el inicio todos lucharán por lo mismo: sumar lo más posible para despegarse del pelotón de abajo y ganar en tranquilidad.

Las veces que afrontó promoción

Las otras veces en las que Central estuvo muy complicado con el promedio en el arranque fue en las temporadas 2008/09 y 2009/10. En ambas jugó la promoción. Sí fueron muy distintos los inicios de competencia, además de una gran diferencia en el puesto en el que largó. La vez que perdió la promoción frente a All Boys el equipo que inició el torneo bajo el mando de Ariel Cuffaro Russo lo hizo con la soga al cuello, último en la tabla de los promedios, 10 puntos por debajo por debajo del penúltimo (Gimnasia y Esgrima La Plata). Pese a ello el canalla tuvo un arranque demoledor, con una sumatoria prácticamente ideal. Fueron cuatro triunfos y un empate, con una efectividad de casi el 90 por ciento de los puntos.

Mucho más flojo fue el inicio del torneo en la temporada 2008/09, en la que el equipo jugó la promoción contra Belgrano. En esa ocasión el canalla era dirigido por Vitamina Sánchez y la mayor colaboración del lado de los números fue que comenzó el torneo con seis equipos por debajo, además de los ascendidos.

Fueron sin dudas los años más traumáticos de Central cuando la lucha por la permanencia golpeó las puertas de Arroyito. Una vez un gran arranque y la otra, flojo. En ambas terminó afrontando la promoción.

Visto 803 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

  

Quienes somos

ROSARIOMIX es un medio web, con miles visitas diarias se perfila a ser el Portal Rosarino Diferente, con información dinámica y divertida para sus miles de lectores que diariamente confían en este medio independiente. Llevamos más de 10 años online.

CONTACTO
Mail: [email protected] 
Whatsapp: wa.me/543416913577
Rosario, Argentina

Clima

Newsletter

Unite a nuestro newsletter