Cultura Pop!

Jujuy, Mendoza y Salta ya habilitaron el turismo interno y otras se están preparando para hacerlo, mientras todo el país ajusta sus protocolos sanitarios para recibir a los viajeros cuando la pandemia de coronavirus haya pasado y la realidad de los paseos sea otra.

Hoy me siento autorreferencial, el que avisa no traiciona. Cuenta la historia que lo que se “mama” o aprende de pequeño es incorporado por el resto de la vida, y creo que sobran los ejemplos de cada uno de nosotros (escritor y abnegados lectores) que así lo demuestran.

Haciendo cálculos, debería ser cuando tenía tres años o por allí. Fui a la casa de Funes de mi padrino, el Tío Gordo que había fallecido recientemente, en el Renault 12 del Tío Tito (vehículo llamado “el batata” por mi madre) y lo único que recuerdo fue la puerta de entrada.

No sé si eso influyo en mi futura profesión, pero el solo hecho de tener que abrir la puerta con una manija de la misma puesta al revés (e intuyo que toda la puerta estaba colocada de manera inversa) y tirando hacía mi, fue suficiente para seguir Arquitectura. Todavía creía que se podía cambiar el mundo, cuando lo más fácil y menos frustrante hubiera sido poner la puerta correctamente…

En otra oportunidad, final del Mundial 78, en pleno encuentro entre Argentina y Holanda, en casa de otro tío mío, en éste caso nuevamente Tito, al ver que no me daban ni cinco de bola (no era para menos, entre elegir ver a Kempes haciendo historia y a mi con mi histeria no había mucho que pensar) amenacé con tirarme a la pileta vacía (pleno invierno y de los de antes, el de los savagnones), y al no recibir la respuesta requerida (atención, ¿qué otra cosa sino?) me arrojé al cemento celeste desde 1,70 mts al grito de “El Hombre Nuclear”. No me pasó nada (a los cuatro años uno es medio de goma),  Argentina fue campeón del mundo, pero ese programa me fue prohibido por el resto de mis días… hasta que se inventó Youtube, lógicamente. En su país de origen se llamaba “The six million dollar man” (El hombre de los seis millones de dólares), lo que me lleva a dos reflexiones: que bárbara la inflación y por esa plata hoy no podemos comprar ni al nueve de Flandria…

Un año después, ya en casa, mientras Vilas jugaba una final (estimo que la del Abierto de Australia) yo jugaba con una pelotita negra de frontón, las de goma dura que pican para todos lados. Luego de tirarla debajo de la cama de mis padres y salir a buscarla, me deslicé cual gato doméstico, demasiado doméstico diría, sin calcular que la cama tenía un borde a noventa grados (90º) con el cual solo logré frenar con mi frente. Resultado, sanatorio Británico, de nuevo me llevó el Tío Tito, cuatro puntos en la frente, Vilas ganó la final.

Ahora avanzamos hacia el Mundial 82, el de España, el de la guerra de Malvinas.

En la cancha de cemento del club Asociación Cristiana de Jóvenes, el de calle Catamarca, se jugaba un partido de fútbol entre púberes y yo impactaba mi angelical rostro (tenía 8 años, solo por eso angelical) contra el cemento poroso, con la boca abierta y es desde entonces que mi diente delantero (la paleta derecha) me acompaña sin la parte inferior del mismo.

Ese día se jugaba España- Honduras (dirigió el argentino Arturo Ithurralde), para mi lo que estuvo duro fue el suelo…

En 1989, sin deporte de por medio recuerdo haber ido a estudiar física al Planetario, allí una tía mía (la tía Chiquita, no por azar esposa del ya a ésta altura varias veces mencionado Tío Tito) me explicaba esa materia. Al salir e ir a tomar el por entonces colectivo 163 por la barranca de calle Pellegrini una chica me pregunta la hora, se la digo y recibo una trompada en la mandíbula que aún recuerdo. No era una chica, era un pibe rubio de pelo largo que estaba con dos o tres más, y como no me pudieron sacar el reloj se llevaron mi bolso que tenía los libros de inglés de Editorial Longman (supongo que habrá sido “Sam on Channel 9”).

Cruzaron la calle hacia el sur, subieron la barranca y empezaron a ver que había, mientras yo del otro lado trataba de recuperarme del certero impacto. Al darme cuenta que lo que buscaban era algo que pudieran revender (¿a quién le van a revender el libro de inglés? y menos aún con el workbook casi terminado…) me atreví a ofrecerles el reloj a cambio de los libros. Aceptaron y en el cantero central hicimos el intercambio de rehenes. Tiempo por cultura. Primera y última vez que me la jugué por el conocimiento y aposté al futuro, ¿o acaso que otra cosa es la combinación de libros y un reloj?.

Hubo un factor común en los hechos narrados. Los tíos Tito y Chiquita o Chiquita y Tito, el orden de los factores no altera su incondicional presencia.

Gracias por estar.

El Ministerio de Turismo de República Dominicana ha anunciado que a partir del 1 de julio el país se reincorporará a la actividad turística internacional.

Abrirá sus fronteras al turismo siguiendo las recomendaciones marcadas por la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y el Control del Coronavirus en República Dominicana que contempla estrictos protocolos sanitarios para evitar el riesgo de contagios.

Se establecerán rigurosos protocolos higiénico-sanitarios de obligado cumplimiento y que tendrán el objetivo de garantizar con la seguridad, tanto de los turistas como de los trabajadores el sector turístico.

Santo Domingo y Punta Cana, principales destinos turísticos del país, están reforzando su puesta a punto como territorios seguros. La Ciudad Colonial de Santo Domingo, declarada Patrimonio de la Humanidad, reactivará la actividad turística bajo el amparo del sello de 'zona segura', desarrollado por las asociaciones que integran el Clúster Turístico de Santo Domingo.

 

Este certificará a los establecimientos del área en la aplicación de las medidas, procesos y buenas prácticas establecidas por el organismo para minimizar el riesgo de contagio y propagación del virus.

Protocolos en los aeropuertos

Por su parte, los principales aeropuertos internacionales del país (Santo Domingo y Punta Cana) ya habían anunciado su protocolo de reinicio de actividades comerciales y las consecuentes medidas de prevención.

Estas incluyen el uso de mascarillas obligatorio, la utilización de pantallas protectoras entre empleados y pasajeros, la organización de las filas para el control de la distancia de seguridad, así como el aumento de la frecuencia de la limpieza y desinfección de los espacios.

La Marcha Imperial es reconocible por cualquier cinéfilo... ¿pero por qué?

El Maestro Yoda pasó más de 800 años en la Orden Jedi de Star Wars. Pero… ¿Cuántos jóvenes fueron sus alumnos en todo ese tiempo?

He leído, no sin sorpresa, que a través de una encuesta se ha advertido que el pueblo argentino ha entrado en una etapa de irritabilidad, cuando hasta hace pocas semanas atrás eran de total aprobación, con respecto a la duración de la cuarentena a ésta altura ochentena. Un pequeño paréntesis, la ochentena me recuerda a un arquero vasco Ochotorena, por simple parecido de palabras nada más… pero con ese apellido difícil que haya sido bueno, más bien bastante choto.

Ahora bien, volviendo a la génesis del escrito, ¿por qué sorpresa ante la manifestación de la irritabilidad?. Es muy simple, el coronavirus, o COVID 19, o Pandemia, o bicho o como quieran llamarlo es la demostración más palpable de la pérdida de nuestra vida como solía ser, hay un antes y un después de su aparición, la famosa “nueva normalidad” y aún estamos en esa transición. El que no lo entiende que se vaya a vivir a una isla… bueno, eso para cuando pueda andar por las islas y haya un poco de agua. Entonces, al tratarse de una pérdida o duelo, lamento informarles que sería un proceso de larga duración ya que son 5 etapas:

- negación;

- ira o irritabilidad;

- negociación;

- depresión y, por último;

- aceptación.

Algunos especialistas dicen que las etapas 2 y 3 a veces se producen simultáneamente, y ello ocurre en éste caso ya que también nos encontramos negociando con los bonistas para no entrar en default selectivo.

Es la primera vez en mi vida que ésta última palabrilla, selectivo, lleva connotaciones negativas. Siempre era positivo el acompañamiento de esa palabra, generalmente en inglés, con cualquier otra frase o contexto (en los autos, el café, la ropa). Lo que me lleva a una reflexión o consejo: cuando les ofrezcan ser clientes select de los bancos digan que no, no hay mucho que analizar, pero si mucho por banalizar y más aún por bancarizar.

Desde mañana lunes se permite la práctica activa, moderada y a conciencia del running y, paralelamente, habilita las visitas a cementerios. Sabia decisión, ya que todos aquellos que no lo practiquen moderadamente y quieran correr 25 kilómetros luego de ochenta días sin actividad, lo visitarán obligatoriamente. Recomiendo, para ése tipo de osados aventureros, correr en el Parque Independencia y disminuir al mínimo la distancia con la necrópolis. A buen entendedor, pocas palabras y pocos kilómetros de recorrida en éste caso.

Una buena instancia de entrenamiento es, ahora que andan los colectivos al menos por unos días, correrlos hasta poder alcanzarlos, sin apelar a una conocida máxima “no correr un colectivo, ya que detrás de él siempre viene otro”.

Sobre llovido mojado.

Ahora apareció un niño indio (Abhigya Anand) que había hecho predicciones sobre el Coronavirus, dando una buena y una mala noticia: la primera es que el 5 de Septiembre el virus desaparece (o deja de ser tan potencialmente mortal) y que hacia marzo 2021 se avecina otro virus o tragedia más devastadora que la anterior.

“Sólo si ganamos inmunidad podremos protegernos de ésta pandemia en el futuro” habría dicho. Si de inmunidad se trata, vamos siendo todos candidatos a Senadores y tema resuelto.

Permítaseme una reflexión, el 5 de Septiembre de 1993 nos comimos 5 pepas contra Colombia en el Monumental por las Eliminatorias camino al mundial USA 94, siempre a contramano de las buenas noticias la Argentina.

A raíz de sus últimos pedidos de bonos, bocinazos, condiciones dignas de trabajo, elementos de protección personal, horas de descanso e innumerables escarches ejercidos contra ellos por sus vecinos, los médicos ya no aparecen más en los flyers o memes donde los grandes superhéroes le rinden sus respetos dandoles paso por un pasillo o corredor de un hospital o sanatorio. A éstas alturas, a lo sumo, algún superhéroe de segunda (el Trío Galaxia, Birdman y Vengador, el Fantasma del Espacio) podrá sacar rédito y algo de fama al aparecer con los incansables y fatigados galenos en alguna publicidad.

Para el resto, los Superman, Batman, Hulk y demás, no suma, ya “no son tendencia en Twitter”.

La argentinidad, al palo.

Página 10 de 27

 


Quienes somos

ROSARIOMIX medio digital que se perfila a ser el Portal Rosarino Diferente, con información dinámica y eficaz para sus miles de lectores que diariamente confían en este medio independiente. Llevamos más de 15 años online.

CONTACTO
Mail: [email protected] 
Whatsapp: wa.me/543416913577
Rosario, Argentina

Clima

Newsletter

Unite a nuestro newsletter