fbpx
Agosto 19, 2019

Cómo hacer una huerta urbana en un espacio pequeño

Junio 02, 2019 0

Para crear un huerto urbano basta con conocer algunos aspectos básicos de cultivo. Aprovecha tu terraza o azotea y disfruta de este espacio verde en tu casa.

A pesar del masivo crecimiento de las ciudades y los grandes avances tecnológicos, sigue despertando un gran interés la posibilidad de crear un huerto urbano en nuestro piso. No obstante, es importante tener en cuenta algunas cuestiones para hacerlo en un lugar reducido.

En este artículo te acercamos de manera sencilla a tu huerto urbano con algunos consejos prácticos para empezar a cultivar tus propias frutas, hortalizas, plantas aromáticas, etc. Disfruta y alimenta a tu familia de la forma más sana con esta gratificante actividad: el huerto urbano.

Cómo hacer un huerto urbano en un espacio pequeño

Elige bien el lugar

Huerto
Para preparar un huerto no son necesarias grandes cantidades de terreno. Una terraza o azotea también son adecuados.

En este nuevo proyecto que vas a emprender es decisivo elegir bien el lugar donde vas a ubicar tu huerto. Para ello, recuerda que el éxito de tus plantaciones dependerá de la luz (directa o indirecta) que reciban tus plantas. Ten siempre en cuenta que un lugar soleado acelera el crecimiento de las semillas.

También es necesario tener un buen sistema de drenaje y, por supuesto, alguna toma de agua lo más cercana posible al huerto. De este modo, ahorrarás tiempo y será más práctico regar con la asiduidad necesaria.

Si vas a montarlo en alguna terraza o patio, ten en cuenta que será una zona en la que trabajarás con tierra y abono. Por ello, también hay que pensar siempre en la limpieza y limitar bien el espacio para no ensuciar cada día tu casa.

Primeras lecciones de agricultura

Antes de empezar a gastar dinero en semillas y equipamientos básicos de agricultura, debes informarte bien, incluso acudir a algunas clases teóricas de cómo cultivar. Hay demasiados factores que pueden arruinar meses de cuidar a tus plantas y, por ello, es mejor adquirir algunos buenos libros sobre el tema.

Debes aprender algunas nociones básicas:

  • Cuidado de la tierra y el uso de diferentes fertilizantes.
  • Meses adecuados para sembrar.
  • El riego y la poda.
  • Plagas y cuidados básicos.

Una opción ideal: el huerto urbano vertical

Huerto vertical
Las plantas pueden plantarse en jardines verticales, macetas colgantes o jardineras para aprovechar mejor el espacio.

Con el desarrollo de esta técnica tienes la ventaja de optimizar el espacio al máximo, ya que se ocupa mucho menos espacio que con el convencional. A la vez, ahorrarás tiempo en el mantenimiento del huerto, pues no se crean malas hierbas ni hay que cavar para el sembrado.

Otra gran ventaja de plantar en vertical es la mayor entrada de luz y aire a tus cultivos. Las plagas también son menores y son más fáciles de tratar. Un consejo muy práctico es plantar cultivos de ciclo rápido (lechuga, acelga, espinaca, etc.) entre variedades que crecen más lentas.

El balcón, la terraza o la azotea son lugares perfectos para hacer un huerto urbano. Puedes usar macetas, mesas de cultivo o incluso iniciarte en el cultivo hidropónico (se cultiva sin tierra, en agua).

Ideas originales

Hoy en día las redes sociales permiten conocer diferentes tipos de huertos urbanos en todo el mundo. De este modo, también podemos sorprendernos y beneficiarnos de la imaginativa de muchas personas que han querido aprovechar espacios pequeños.

A continuación te damos algunas ideas originales para tu huerto urbano:

  • Aprovecha y recicla palets, envases o neumáticos a modo de mesas de cultivo y macetas.
  • Si eres muy nuevo en el mundo del cultivo, puedes ayudarte con pequeños letreros que te ayuden a recordar el nombre de la planta.
  • No te olvides de sembrar plantas aromáticas. No hay nada más placentero para un cocinero que poder salir al balcón a recoger su planta fresca.
  • Asesórate bien para conseguir un buen sustrato adecuado al tipo de tierra que vayas a usar.
  • Si vas a viajar o pasas temporadas fuera de casa y no tienes a nadie que pueda ir a regar tu huerto, también puedes instalar un sistema de riego por goteo o automático.
  • Con los propios restos del mismo huerto (podas, frutos desechados, hierbas, etc) puedes hacer un compost orgánico para enriquecer la tierra de manera natural.

¿Te animas a hacer tu propia huerta urbana? Además de proporcionarte tus propios alimentos orgánicos sin pesticidas, descubrirás una actividad para combatir el estrés y compartir en familia. Los niños podrán aficionarse a este buen hábito y conocer todo el proceso de cultivo.

© 2019 RosarioMix.com - Todos los derechos reservados