fbpx
Marzo 30, 2020

Al final de la historia, los contratos

Marzo 25, 2020 0

Aún sin saber cuándo retornará la actividad y cuáles serán las secuelas, a varios jugadores de Central se les termina el vínculo a fines de junio, entre ellos Marco Ruben.

En medio del parate que impone el aislamiento obligatorio por el coronavirus, los temas futbolísticos pasaron a un segundo plano. De hecho es una incógnita saber de qué manera se resolverá el tema, cuáles serán las consecuencias que traerá y mucho menos cuándo volverá a rodar la pelota. Uno de los principales dilemas será de qué forma los clubes absorberán el coletazo desde lo económico y como si eso fuera poco en el medio hay contratos que vencen a mitad de año, lo que tornará más complejo el cuadro de situación. En Central, por ejemplo, hay varios jugadores a los que se les termina el vínculo el próximo 30 de junio, entre ellos el goleador Marco Ruben. En ese lote están Claudio Riaño, Sebastián Ribas, Nicolás Colazo y Kevin Gutiérrez.

   En un contexto normal las charlas por la renovación o extensión de los contratos ya hubiesen comenzado. Es más, desde la dirigencia canalla ya habían partido órdenes estrictas hacia el director deportivo Raúl Gordillo para que se encargue del tema, en especial sobre el caso de Ruben. Pero rápidamente surgió el inconveniente de la pandemia, por lo que todo quedó en veremos.

   No obstante, el tema de los contratos es algo a lo que se le deberá prestar atención ni bien el tema se solucione. Incluso se podría avanzar en medio del problema.

   Ruben volvió de su préstamo en Atlético Paranaense para cumplir con los seis meses de contrato que le quedaban con el club de Arroyito, pero “de golpe y porrazo” el panorama cambió. Si las predicciones sobre que el fútbol no volverá hasta medidos de año son ciertas, el delantero y referente de equipo podría haber jugado contra Colón su último partido con la casaca canalla o uno de los últimos.

   Por supuesto que en esto mucho dependerá de la decisión que tome el propio Ruben, si elige finalmente ponerle punto final a su carrera futbolística o continuar con ella. Del lado del club están dispuestos a seguir contando con él, pero todo está sujeto a las condiciones que imponga el fin (o control) de la pandemia.

   Y ese es uno de los tantos inconvenientes que se le presentará no sólo a Central, sino al resto de los clubes, tanto de Argentina como del mundo.

   La situación del equipo canalla es especial en cierto sentido porque la mayoría de los contratos que finalizan a fines de junio involucran a prácticamente todos los delanteros. Porque Riaño y Ribas están en la misma situación.

   Riaño fue el “mas perjudicado” por el retorno de Ruben, siempre teniendo en cuenta los minutos que tuvo en cancha desde el reinicio de la competencia (nunca volvió a ser titular). Sin embargo, algunas de las fuentes consultadas coincidieron en que la consideración del técnico Diego Cocca no sólo no menguó, sino que en algún momento el DT les habría pedido a los dirigentes que trataran de retenerlo, siempre y cuando Cocca también continuara en el cargo, que es otro tema de discusión (ver aparte).

   Mientras, Ribas llegó a préstamo a mediados de 2019 y su situación es similar. A fines de junio su vínculo con Central se terminará.

   Lo de Kevin Gutiérrez tiene algunas particularidades. El mediocampista, que llegó en el último mercado de pases lo hizo con una cláusula de renovación automática en caso de cumpliera equis cantidad de partidos, lo que sin dudas no podrá ya ser porque apenas si tiene uno pocos minutos en el encuentro ante Colón. De igual forma es un caso en el que, de haber interés por parte de Central, se podría rever. En tanto Nicolás Colazo se anota en esta carrera, aunque la participación del volante fue en declive.

   Es difícil para la comisión directiva canalla saber lo que pasará en los próximos días, pero tarde o temprano el club estará frente a la necesidad, además de muchos otros temas, de actuar sobre esos contratos.

Cocca, un caso especial

El contrato de Diego Cocca también finaliza a mediados de junio, aunque ese caso es particular, ya que se trata justamente del entrenador. En estos casos suele haber una evaluación de parte de la comisión directiva, pero en este tema en particular está la dificultad del parate por el aislamiento obligatorio. El DT tiene al equipo hoy alejado de la zona del descenso y es un paso adelante teniendo en cuenta cómo inició la temporada. Puede haber dirigentes que tengan la intención de que continúe y otros hasta podrán dudar un poco más. Lo que está claro es que el caso del entrenador ameritará un análisis más exhaustivo.

© 2019 RosarioMix.com - Todos los derechos reservados