fbpx
Diciembre 14, 2019

Una idea con dos pilares sólidos

Noviembre 11, 2019 0

Barbieri y Rinaudo fueron claves para debilitar la propuesta millonaria.

La forma de jugar que eligió Diego Cocca era para que se luciera algún volante ofensivo o delantero en caso de tener alguna chance, como ocurrió con Gamba, pero se sabía que los que más trabajo tendrían iban a ser los volantes de contención y los defensores. En ese tablero fue donde las figuras de Miguel Barbieri y Fabián Rinaudo emergieron con rendimientos destacados. El defensor sacó muchísimo más de lo que perdió y a Fito le calzó muy bien la función de primer dique de contención.

Con River manejando el balón como lo hizo no había otra forma de disputar el partido que con mucha contracción al trabajo. Todos los jugadores tuvieron la capacidad de hacerlo, pero fueron fundamentales las actuaciones de estos dos futbolistas mencionados.

Barbieri lidió primero con Matías Suárez, a quien pocas veces le dejó espacio para que se moviera por libertad. El delantero millonario tuvo una sola chance (un remate cruzado que se fue desviado), pero no mucho más que eso. Y cuando lo reemplazó Scocco, el ex Newell's tampoco logró desprenderse de la marca del zaguero canalla, quien despejó no sólo de arriba, sino que por abajo también se mostró firme.

Después del largo parate por una lesión en la rodilla, Barbieri volvió en lugar de Caruzzo (ante Godoy Cruz) y ayer tuvo quizá su mejor partido desde que llegó a Central.

Vale la mención también para Rinaudo. Porque fue el que más cortó en el medio, teniendo que salir a cortar varias veces a espaldas de sus laderos, especialmente del Colo Gil, quien colaboró poco en la contención. Ya con la ventaja por el gol de Gamba, lo de Fito fue clave a la hora de frenar el juego. Allí jugó más con la experiencia.

© 2019 RosarioMix.com - Todos los derechos reservados