Junio 23, 2018

Desafío táctico

Junio 05, 2018

El Patón Bauza deberá blindar el fondo para evitar que Central siga siendo uno de los equipos más vulnerables defensivamente.

La documentación de la reciente temporada que protagonizó Central marca que el rol empleado terminó siendo un fiasco. No clasificó a ningún torneo internacional. Exhibió jugadores en un bajo nivel. Sufrió todo tipos de lesiones. Tuvo tres entrenadores. Debutó y se despidió rápido de la Copa Sudamericana. A todo este combo hay que sumarle uno de los temas que más inquietud le generó a Edgardo Bauza cuando decidió dar el sí en Arroyito: la cantidad de goles que recibió el equipo. No en vano fue uno de los más golpeados del mercado local. En realidad fue el cuarto plantel más vulnerado. Al canalla le hicieron 41 goles en 27 partidos. Este dato encendió la alarma en el flamante cuerpo técnico, que tiene bien en claro en la previa que deberá reajustar todas las piezas del fondo para evitar siendo uno de los más frágiles.

La mira y el deseo auriazul apunta hacia el horizonte de los sueños en medio de un paisaje color esperanza. El clima político por ahora no contamina. La idea madre es sostener la base y potenciar al grupo con un par de apellidos importantes. La misión no viene siendo sencilla por diversos factores. Pero hay un marcado y cauto optimismo para afrontar lo que vendrá con otro semblante en pos de revertir la pobre imagen que quedó grabada en el último año y medio esencialmente.

Central terminó la Superliga en el puesto 20 de 28 participantes. Lo curioso, entre otros temas, es que fue el cuarto peor promedio de gol en contra. Entre el Ruso Rodríguez y Jeremías Ledesma recibieron 41 goles. Apenas dos menos que el equipo de Gimnasia. Los más débiles de la competencia fueron los descendidos Temperley (46) y Olimpo (50). Un dato para tener muy en cuenta a la hora de repasar los promedios cuando se inicie el próximo certamen.

En Arroyito hay cierta inquietud por tratar de revertir el cuadro de situación. Porque no pueden darse un nuevo lujo de seguir siendo uno de los más indefensos. Aunque las estadísticas indican que para la actual gestión es un tema espinoso hablar de la fase defensiva.

Porque desde que tomó el timón del barco en Arroyito sumó 15 defensores: Pablo Alvarez, Mauro Cetto, Esteban Burgos, Marcelo Ortiz, José Leguizamón, Javier Pinola, Alejandro Donatti, Jonathan Ferrari, Fernando Tobio, Marco Torsiglieri, Alfonso Parot, Hernán Menosse, Dylan Gissi, Oscar Cabezas y Gonzalo Bettini. De todos estos, sólo Pinola y Donatti fueron regulares y dejaron varios millones en la tesorería. El resto pasó con más pena que gloria.

Claro que de esta larga nómina hay que destacar que diez apellidos son zagueros centrales por naturaleza y el resto por adopción como Pablo Alvarez, Jonathan Ferrari y Alfonso Parot. En tanto, Cristian Villagra logró mantenerse casi siempre en el lateral izquierdo mientras duró su estadía.

A la vez, también hay que sumar a este nutrido grupo a Mauricio Martínez. Caramelo dejó el mediocampo bajo la era de Paolo Montero y su futuro es incierto desde lo táctico, ya que Edgardo Bauza dejó sentado que piensa evaluarlo tanto en la defensa como en la zona de volantes para luego determinar dónde lo utilizará la próxima campaña.

Una temporada en la que Bauza ya avisó que necesita reforzar la retaguardia porque le preocupó mucho la gran cantidad de goles que recibió el canalla durante el 2017/2018. Incluso no descarta sumar dos zagueros centrales, además de que ya incorporó al lateral derecho Gonzalo Bettini, independientemente de la resolución que tome Paulo Ferrari cuando regrese de las vacaciones.

El Patón y su grupo de colaboradores están muy bien al tanto de que habrá que redoblar los esfuerzos y hacer mucho hincapié en la última línea. Una zona que a la vez Bauza conoce a la perfección porque se destacó en ese sector en su época de zaguero central.

También hay que ponderar que los equipos que dirigió casi siempre fueron uno de los menos golpeados. Y en eso trabajará el DT cuando sea turno de iniciar la pretemporada. En tratar de blindar el fondo para dejar de ser uno de los equipos más livianos del certamen. Vaya que tendrá, entre otros temas, un gran desafío táctico a plasmar.

© 2018 RosarioMix.com Todos los Derechos Reservados