fbpx
Febrero 18, 2019

Que el clásico sea en paz y que gane el mejor

Febrero 07, 2019

El rojinegro Alan Aguerre y el auriazul Matías Caruzzo se unieron para dar un mensaje preciso de cara al partido del domingo, el más importante de la ciudad, en el que la realidad marca que sólo estarán en juego tres puntos de un partido de fútbol.

"Que sea en paz y gane el mejor". El mensaje es sencillo y contundente en dirección a lo que marca cómo debe vivirse un partido de fútbol aunque se trate del más importante de la ciudad. Por más que del resultado dependan alegrías y tristezas; festejos y broncas. Se unieron para darlo el arquero Alan Aguerre, quien defenderá el arco leproso, y el defensor Matías Caruzzo, quien estará en la zaga auriazul. Ambos estarán el domingo defendiendo los colores de sus camisetas y representando a los hinchas de Newell's y Central en el rectángulo de "juego", palabra escrita entre comillas precisamente para destacar de qué se trata este nuevo clásico, uno más entre los más de 250 que se jugaron en la historia de la primera división desde 1905 hasta hoy.

Aguerre y Caruzzo se encontraron en el mediodía de ayer en el Hotel Savoy, en una conferencia de prensa conjunta organizada por la Superliga Argentina de Fútbol (SAF). Un espacio abierto para demostrar que desde la buena convivencia de los grandes protagonistas puede bajar el mensaje necesario para que todos los que viven el clásico lo sepan disfrutar y esto pueda abrir las puertas a que los clásicos no tengan que salir de la ciudad, que se jueguen más seguido y que, aunque sea de a poco, puedan volver a jugarse con las dos hinchadas compartiendo el escenario como fue durante casi toda la historia de un Newell's-Central.

"Hay que tratar de brindar un mensaje que sea muy claro, porque por más que haya una rivalidad muy grande esto no deja de ser un partido de fútbol, donde dos de los equipos más importantes del fútbol argentino quieren ganar. Que sea en paz y que gane el mejor", expresó Aguerre. El dueño del arco rojinegro debutó el año pasado y será titular por segunda vez en el gran partido de la ciudad, porque ya jugó en el cotejo "exiliado" a Sarandí.

"Un Central-Newell's se vive de una manera especial. Aunque no somos del seno de cada institución, la gente nos hace sentirlo como tal. Y sabemos que este tipo de partidos merece estar al 100% de responsabilidad", manifestó Caruzzo. El defensor también llegó en 2018 al club de Arroyito y ya tuvo la chance de jugar el clásico pasado, el de la Copa Argentina.

"Siempre es lindo ver un Newell's-Central y no me deja de sorprender cómo se vive el fútbol en Rosario en el día a día. Por ejemplo, cuando arrancamos este año en la previa del partido contra Boca la gente me decía «hay que ganar el partido». Pensaba que me hablaban de ese rival, pero no, ya se anticipaban refiriéndose al clásico", añadió el uno leproso.

Y como para que no queden dudas también opinó así el zaguero canalla: "Este partido se vive de una manera muy particular no sólo en la ciudad, sino en todo el país. Es como un River-Boca, Racing-Independiente o un San Lorenzo-Huracán".

Ellos ya lo vivieron desde afuera, cuando Aguerre atajaba en Vélez, mientras Caruzzo defendía las camisetas de San Lorenzo y Boca, entre otras. También lo disputaron en la cancha de Arsenal el año pasado: sin hinchas. Por lo tanto, será la primera oportunidad que estarán en medio de los griteríos que bajarán desde los cuatro costados. Claro, con la ventaja para Newell's por tener a sus hinchas a pleno porque los de Central tendrán que vivirlo por TV o radio. Por eso serán distintas sus vivencias en el desarrollo del juego.

"Aquel lo vivimos bajo otras circunstancias, fue un partido de Copa Argentina con eliminación directa y sin público, cosa que no nos gustó. Ahora lo importante es este partido, que es por el torneo y con público local, así que ojalá podamos hacer un buen partido", razonó Caruzzo con la ventaja de ya conocer lo que es celebrar un triunfo en el clásico.

Y Aguerre va por ello, con la expectativa lógica en la previa, con la ventaja de jugar en terreno propio: "La obligación de Newell's siempre es la misma: ganar. Este es un partido muy importante y lo estábamos esperando. Ahora nos estamos preparando de la mejor manera, nos reforzamos muy bien y tenemos jugadores importantísimos con quienes buscaremos el triunfo".

En cuanto al presente futbolístico, el rojinegro aceptó los elogios por el excelente nivel y aclaró: "Creo que mi nivel es una consecuencia de lo cómodo que me siento en Newell's. Es un club muy grande y me pone muy contento tener este presente. Ahora espero tener un buen clásico". A la vez que consideró que en función de equipo "llegamos muy bien, porque hicimos un muy buen partido ante Boca, que no ganamos por esas cosas del fútbol, pero en el que colectivamente jugamos muy bien. Y en Santa Fe también lo hicimos bien y merecimos ganar, así que llegamos en un buen momento. Este es un equipo protagonista, que juega bien, que tiene una buena tenencia de pelota y piensa en el arco de enfrente".

A su turno, el defensor auriazul dijo: "Estamos tranquilos con lo que venimos haciendo, sabiendo que el domingo tenemos un partido complicado y que vamos a querer ganar. Va a ser duro, batallado, difícil y con mucho nerviosismo por todas las cosas que hay en juego, como en todo clásico. Vamos a tratar de sacarlo adelante y ganarlo".

© 2019 RosarioMix.com Todos los Derechos Reservados