Julio 19, 2018

Un informe del partido que paralizó a toda una nación por 90 minutos, con la mirada de ROSARIOMIX.


Previamente al partido de hoy estuve pensando en un montón de combinaciones para ver cual era la mejor opción para clasificar. En un campeonato africano alguna vez se definió por corners a favor. No me convence.

Confieso que me atribuló el tema de las tarjetas amarillas, que llegado el caso definiría el paso hacia la próxima ronda. Y me reveló terriblemente que todas las tarjetas amarillas tengan el mismo valor , negativo digamos. Los que alguna vez jugamos al fútbol sabemos que no vale lo mismo insultar al árbitro en un idioma que no entiende (viveza criolla) que haber sido amonestado por sacarse la camiseta al festejar un gol (no hicimos goles como para llegar a ese momento). Tampoco me convence.

Lo mejor era ganar, y después esperar que no hagan lo mismo los nórdicos.

He estado pensando seriamente, a raíz de muchos partidos vistos en éste mundial, sobre la real aplicación del VAR o “video assistant referee”.

Sugiero, humildemente, cambiar el nombre del VAR por “César” o “Nerón”, aunque en realidad me quedaría con el primero. Entonces ante una jugada dudosa se debería, como hasta ahora, esperar el veredicto del “César”.

Cambiaría algunas pequeñas cosas, a saber. Para los hinchas de los dos equipos involucrados no hay nada peor que un árbitro pare el partido porque le avisan que hay una jugada para revisar. “Ya pasó, que escuchás al burócrata que está mirando la tele, botón!” es el pensamiento del infractor. Siempre. Para ser más gráfico aún, es semejante a una media o soquete de las que quedan luego del centrifugado en el lavarropas, que cuando ya se retiró toda la ropa para tender quedó semi escondida en un rincón del mismo, generalmente detrás de un nervio, y se dice a si misma “ahora, no me vieron, libertad!!”. E, irremediablemente, al otro día aparece seca, lánguida y óbita en la base del tambor. Siempre. El VAR falló, hasta ahora, en contra de Argentina, siempre.

Retomando, para los imparciales que solo gustan del fútbol, es la esencia del Mundial, la figura, donde el morbo o perturbación se hace presente esperando que siempre suceda algo no sancionado por el árbitro, sino no hay gracia.

Para no perder tiempo hasta que “César” dé el veredicto, con el pulgar hacia arriba si no hubo falta o para abajo si lo hubo (cualquier semejanza con el Whatsapp es pura coincidencia), sugiero amenizar esos minutos eternos y soltar animales mientras se consulta la pantalla. No pueden ser leones, a la antigua usanza, sino es mi sugerencia que sean algunos pájaros entrenados previamente con grandes picos (guacamayos o tucanes serían ideales, multicolores para no generar parcialismos) y que vayan directamente hacia el jugador que provocó ese momento y le hagan sentir un poco de remordimiento, al menos, mientras lo picotean. En el partido de hoy contra Nigeria el jugador al que deberían haber picoteado era Mascherano…

Retomé cábalas olvidadas, o que yo creía olvidadas e innecesarias, que ya atentan contra mi salud, que vengo desarrollando desde hace 24 años, pero todo sea por Argentina.

Inclusive tengo el honor de haber sido el primer parroquiano que gritó el gol de Rojo en un bar (O era el Bar Rojo?, mejor no abundar en ciertos temas…), ya que estaban los dos televisores puestos uno en cada canal (TyC Sports y TV Pública) y el del cable llegaba dos segundos antes!!! Al minuto 85 me di cuenta que no andaban iguales, el dueño del bar no podía saber tanto…

Messi apareció y jugó su mejor partido en lo que va de la Copa.

Higuaín hizo también lo que se esperaba de él, tiró una muy buena chance (similar a la de Rojo, pero desde el ángulo inverso) por arriba del travesaño. Lejos.

Armani se calzó el traje de héroe. No podía faltar esa frase.

Entre todos jugaron como se pidió en la primera columna luego del partido con Islandia y pusieron esfuerzo y sudor. En los partidos que siguen tiene que empezar a aparecer el fútbol, que ya asomó hoy, pero se necesita más asiduidad y continuidad.

Y no hay que olvidarse de Croacia que gracias a su triunfo contra los isleños islandeses posibilitó el ingreso de Argentina a los octavos de final.

Ahora toca Francia. Un muy buen equipo, con un atacante excelente como Griezamnn y un muy buen equipo al cual los hermanos peruanos pusieron en aprietos en más de una ocasión. Se le puede ganar? Si. Pero se necesita la concentración del primer tiempo del partido de hoy, todo el partido.

Y también más fútbol.

Al jugarse un sábado por la mañana creo que lo mejor estrategia es sabotear los cargamentos de harina que van a recibir los franceses en la concentración y, de esa manera, imposibilitar que puedan consumir en tiempo y forma sus baguettes y croissant y ponerlos de muy mal humor.

Como dijo un viejo prócer del fútbol argentino, Toto Lorenzo “Si yo quiero que alguien no coma no voy a marcar al mozo, sino al cocinero”. Nunca lo entendí, pero al chef francés de Masterchef ya le fue secuestrado el pasaporte. Por las dudas.

Argentina tiene que ganarle a Nigeria. No hay otro resultado favorable. Con un empate clasifican los africanos o Islandia y con una derrota, avanzan "Las Águilas". ¿Alcanza con el triunfo? No.


Si Argentina gana e Islandia no lo hace, el equipo que lideran Lionel Messi y Javier Mascherano será segundo del Grupo C. El sábado a las 11 de la mañana enfrentará a Francia, Dinamarca o Australia en Kazan.

Si Argentina gana e Islandia vence a Croacia. Igualarán en puntos. Los criterios para desempatar son los siguientes:

1) Mayor número de puntos obtenidos en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión

2) Diferencia de goles en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión

3) Mayor número de goles marcados en los partidos de grupo entre las selecciones en cuestión

4) Mayor número de puntos obtenidos en el sistema de puntos por deportividad, con el cual se deducen puntos por las tarjetas recibidas (solo se aplicará una de estas deducciones a un jugador en un único partido).

Tarjetas amarillas = -1,

Segunda amarilla/roja= -3

Tarjeta roja directa = -4

Amarilla y roja directa= -5

5) Sorteo por parte de la FIFA

Como con Islandia fue empate, se pasa al punto “2”. La Selección tiene -3 y los vikingos tienen -2. Si los dos equipos vencen por un gol de diferencia, la albiceleste estará en Ezeiza en las próximas horas. Argentina, entonces, deberá marcar un gol más que Islandia y ganar por dos goles de diferencia para superarlos.

En caso de que la Selección gane por dos goles de diferencia pero con la misma cantidad que los vikingos (2-0 y 2-1 o 3-1 y 3-2, por ejemplo) se definirá por la tabla de juego limpio. Eso se definirá al final de los dos partidos.

Si en la tabla “Fair Play” hay empate, sorteo por parte de la FIFA. La última vez que el bolillero definió fue en 1990 para definir el segundo y tercer puesto de un grupo. Perdió Holanda y le tocó Alemania en octavos de final que le ganó y fue campeón.

Un análisis diferente de esta derrota que complica el sueño mundialista.


Según el diccionario de la Real lengua castellana, se pueden buscar las siguientes definiciones.

Croto: Que es desaliñado y descuida su vestimenta o aspecto en general

Croata: Relativo a Croacia, país del sudeste de Europa, o a sus habitantes.

Para un pequeño de 5 años la diferencia entre croata y croto es sólo una letra. Para el diccionario castellano también. Para el país futbolero, el día 21 de Junio de 2018, la diferencia entre croata y croto fueron 3 goles.

Crota fue la presentación Argentina, individual y colectivamente.

Croto fue el desempeño del arquero Caballero, denunciado y anunciado en parte en la crónica del anterior partido.

En 1958 cuando el equipo Argentino volvió del mundial de Suecia después de caer derrotado por 6 a 1 contra Checoslovaquia fueron recibidos con monedas. En ésta ocasión el recibimiento sería en bitcoins, por ese lado se salvarían de heridas cortantes. Son los beneficios de la tecnología.

Aún existe una mínima chance de clasificar, dependiendo del resultado del viernes entre Nigeria e Islandia, siendo el peor resultado el triunfo de Islandia y más “favorecedores” el empate y el triunfo de los africanos.

Es una lástima el reciente fallecimiento del físico inglés Stephen Hawking, se lo va a extrañar para saber con claridad las probabilidades de clasificación Argentina, más teniendo en cuenta que la diferencia de gol juega un rol preponderante.

Aún se insiste desde estas líneas en que el equipo va a clasificar, pero debo reconocer que es más que un pálpito que una realidad, y que se sustenta en la nacionalidad de quien suscribe. Es decir si fuera de Uganda y estuviera en la misma situación también sostendría que la clasificación es factible.

Es bueno poner en contexto que peor, creo, no se puede jugar ni plantear el partido. Fue deplorable la imagen del entrenador en el borde del campo de juego, y su fiel reflejo de once almas dispersas dentro del mismo.

Cuando se hizo el 1 a 0 mi pensamiento fue “Vamos por un empate, sirve, faltan 35 minutos”

Cuando vino el segundo, se me vino a la mente el capítulo de Los Simpsons donde Homero persigue desesperado un cerdo que estaba cocinando que salió despedido por los aires (por otro de sus acostumbrados errores) al grito de “Todavía sirve, todavía sirve!!

Cuando vino el tercero pensé en la llegada del hombre a la Luna, donde Neil Armstrong (Rakitic) clava la bandera de EEUU en la superficie lunar (el área Argentina).

En medio de los pensamientos atribulados que me atacan alborotadamente, una imagen clara y concisa viene a mi memoria, la de la película “Escape a la Victoria”, de finales de los años 70.

En ella, el protagonista Sylvester Stallone quiere atajar para poder ser parte del equipo de reclusos que enfrentan a sus guardias nazis. Pero el titular es muy bueno y no tiene manera de acceder al equipo. Recomiendo verla en Youtube para descifrar que solución le encuentran a dicha situación. Supongo que filmes como el mencionado están prohibidos en las concentraciones así como lo están todos los de tragedias y catástrofes en los aviones y los barcos.

Habría que hacer una excepción, por el bien colectivo.

Ya se sabe quien sería el portero a reemplazar y quien lo suplantaría. Averigüen el cómo… Es decir, si hubiera un director técnico con criterio propio no sería necesario tal recurso extremo. Érase una vez una época en la que se priorizaban los arqueros que atajaban con las manos sobre los que jugaban bien con los pies. Bajo ese criterio, cuando Mario Kempes atajó magistralmente un disparo polaco al ángulo en el Mundial 78 inmediatamente debería haber ido al arco y Fillol al ataque. Gracias a Dios (o a Menotti en éste caso puntual) Fillol atajó el penal y Kempes hizo el segundo. La sal en la cocina y el papel higiénico en el baño. Corta la bocha.

Alguna vez (1974) un equipo polaco nos dio una mano y venció a los italianos, produciendo de esa manera el milagro de la clasificación gaucha. Argentina hizo su parte y venció 4 a 1 a Haití.

En ésta oportunidad se va a depender, casi con seguridad, de nuestros justos vencedores del día de hoy, los croatas.

Por último, previo al mundial se suspendió la visita al Vaticano y la bendición del Papa.

No conformes con ello, también se suspendió el partido cabala que se hacia previo a varios mundiales contra Israel por cuestiones de seguridad. Dios no es argentino.

Se sabe que se están haciendo ingentes gestiones para que Alá nos de una mano. Si, Alá. Que sea Pizzi DT de Arabia Saudita no fue casualidad…

Lo que se conocía de Islandia en la Argentina en cualquier aspecto, hasta el día de hoy, era muy poco.


País donde reinaron los vikingos, noches cerradas y eternas, los que lo vieron en la primaria saben que su capital es Reikavik y que tienen apellidos que mi teclado se niega a escribir correctamente.

Recuerdo haber leído una Súper Fútbol de finales de los 80 donde decía que se jugaba solamente tres meses al año, porque el resto era imposible a causa del clima (o era Finlandia?, antes de ser un queso).

Desde hoy un conjunto de voluntades, once para ser correcto, que pudieron representar a los casi 400000 habitantes de la isla y obtener un resultado que, al menos, lleva a repensar los estándares del fútbol actual.

No esperen que se repase en éstas líneas nombres islandeses o representaciones heroicas de ellos (para eso recomiendo www.arvalsdeild_Karla.com.is o algo parecido, prueben sacando y poniendo diéresis y otros efectos lingüísticos y van a llegar).

En la Eurocopa 2016 batieron a Inglaterra y para clasificar a su primer mundial dejaron segundo en su grupo a Croacia, que entró por el repechaje europeo.

El 16 de Junio, hoy, se enfrenaron a Argentina, la Argentina de Messi, y diez más.

Todos compramos facturas, reservamos mesa en algún bar con pantalla gigante, o nos juntamos en familia con la idea de seguir la reunión después del partido.

Es decir, armamos la mañana de acuerdo al partido y su duración.

Ya de entrada nomás, hubo una sensación de que no iba a ser tan fácil como los más optimistas pensaban, o directamente fácil como auguraba la mayoría.

Una desinteligencia entre el arquero Wilfredo Caballero y el defensor Marcos Rojo casi termina en el gol europeo. Esa dupla me llevó a mi más tierna infancia, donde uno de los personajes de Titanes en el Ring se llamaba “El Caballero rojo”. La diferencia con los futbolistas argentinos es que el luchador de catch era bueno…

Así y todo los sudamericanos se ponen en ventaja, con la picardía de Agüero.

Teóricamente el problema era batir la férrea defensa islandesa y a partir de allí jugar con la desesperación de ellos.

No se desesperaron, son fríos, viven siempre con temperaturas bajo cero. Y en la segunda que tuvieron (jugada y media en realidad si tomamos como media la señalada líneas arriba) igualaron luego de una serie de rebotes. El hijo de alguien fue, ya que su apellido terminaba en Son.

A partir de allí se volvió a ver lo que se apreció desde que está Sampaoli y varios técnicos antes que él: busquen a Messi!!

No se le puede atribuir al diez que no se haya ganado, en el segundo tiempo generó varias situaciones para Argentina, principalmente cuando fue reemplazado Di María por el boquense Pavón.

Es cierto que erró un penal, mejor dicho se lo atajó un Director de Cine que en sus tiempos libres es arquero (o al revés, el orden de los factores SI altera el producto), pero lo importante es que tomó la responsabilidad y lo ejecutó.

Es el segundo penal que le atajan en tiempo regular a la Argentina en las Copas del Mundo.

El primero fue contra otro nórdico, Suecia en el año 2002, se lo atajaron a Ariel Ortega (pero con la diferencia que de rebote Hernán Crespo marcó el gol). También atajaba otro Cavallero, éste con v corta.

Hasta aquí con las coincidencias porque Argentina quedó eliminada en primera ronda. Detalle estadístico solamente.

Es el primer empate en 17 presencias de Copas del Mundo para Argentina. También para Islandia que debutaba.

Ahora se viene Croacia, que venció 2 a 0 a las águilas de Nigeria. Se le puede ganar, pero se tiene que jugar en equipo y buscando a Messi cuando es preciso, no siempre.

Un dato positivo es que Mascherano se pone la casaca Argentina y se olvida de sus 34 años y que juega en China. Quizás uno de los pocos. Se necesitan variantes por el lado de Biglia (muy lento) y de Di María (muy rápido y atropellado).

Croacia tiene varios conocidos (Modric, Rakitic y Mandzukic, suplente de Higuaín en la Juventus italiana).Vamos a clasificar a segunda rueda, pero hay que mejorar y mucho. Hacer lo que se hizo en el segundo tiempo pero con más variantes y desbordes de los laterales (si Salvio va a jugar de Mercado, es decir marcando y no desbordando, mejor sería que juegue Mercado de él mismo).

Como diría el estadista inglés Winston Churchill “Sólo les puedo prometer sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor”.

Con esfuerzo y sudor debería alcanzar. Las lágrimas dejémoslas para los rivales.

Continuamos con los especiales Mundiales. En esta oportunidad Corea-Japón 2002.


Luego del año 2000 y no habiendo ocurrido nada en el Y2K, el primer mundial del nuevo milenio se traslada a Asia y, por vez primera, dos países comparten la concreción y organización del mismo: Corea del Sur y Japón. Ya en la Eurocopa del año 2000 se hizo el primer experimento exitoso de organización compartida entre Bélgica y Holanda.

La puja política entre ambos organizadores (que parte de la ocupación nipona durante la Segunda Guerra Mundial) hizo que durante el partido inaugural el emperador japonés, Akihito, se ausentará de la fiesta. El presidente coreano Chong Mong Joon afirmó “es como si la novia o el novio no se presentarán a una boda, porque no es una cuestión de gusto, sino de obligación”.

Los debutantes en ésta oportunidad fueron 4: Senegal, Eslovenia, China y Ecuador.

En las eliminatorias se produce la mayor goleada de la historia de los partidos organizados por FIFA. Australia vence 31 a 0 a Samoa Americana, a razón de un gol cada 3 minutos.

En esta ocasión, al ser dos seleccionados de los llamados débiles los organizadores, y debiendo garantizarse el acceso mínimamente a segunda ronda de los locales (en pos de garantizar la continuidad de los negocios publicitarios y en definitiva el éxito del mundial) las ayudas arbitrales fueron indisimulables.

El encuentro de octavos de final entre Corea e Italia fue dirigido por el ecuatoriano Byron Moreno. Expulsa a un italiano, Francesco Totti (“hemos jugado once contra doce” definiría locuazmente) luego de la protesta por un clarísimo penal no sancionado y anula un gol, además de inclinar constante y considerablemente la cancha. El árbitro reconoció expresamente, con posterioridad, que su arbitraje perjudicó a los europeos. Hacia Septiembre del mismo año la FIFA lo suspende por 20 partidos por su arbitraje en Liga de Quito y Barcelona, ambos de su país. En 2010 es arrestado por tráfico de drogas en el aeropuerto de Nueva York, donde con posterioridad pasó 30 meses de prisión en una cárcel del mencionado Estado. De Moreno poco, de oscuro mucho.

Italia, por su parte, juró vendetta y el Perugia, de la segunda división del Calcio, expulsa inmediatamente de sus filas a Ahn Jung Hwan, el delantero coreano que convirtió el gol de oro y los eliminó del torneo. El periódico Il Messaggero titula “Llegó a Perugia en un Daewoo y de Perugia se irá a patadas en el culo”, cerrando la parabólica metáfora.

Curiosa paradoja la de los azzurros, en el 66 los elimina Corea del Norte, en el 2002 sus primos del Sur. Podría decirse que garantizar que no se independice ningún estado de alguna de las dos Coreas se ha convertido en cuestión de Estado para el primer Ministro italiano…

En cuartos de final el perjudicado, siempre contra Corea, fue España, al anulársele dos goles lícitos. El referee fue el egipcio Gamal al Ghandour.

“Si España no ganó fue porque ellos no quisieran que lo hiciéramos” sentenció Iván Helguera, delantero hispánico refiriéndose a los árbitros. Si bien el egipcio no fue sancionado como el ecuatoriano, su arbitraje siempre fue puesto en duda y más aún tras el escándalo que se desató en la FIFA en 2011 con comprobaciones de arreglos de partidos.

Argentina, por su parte, comete uno de los errores más comunes en éste tipo de competencias, llega a su pico de rendimiento un año antes del Mundial, venciendo de punta a punta en las eliminatorias, pero quedando eliminado en primera ronda de la Copa.

El vigente campeón Francia debuta perdiendo ante el debutante Senegal y también se retira en primera ronda, sin ningún gol a favor. Los africanos, por su parte, son eliminados recién en cuartos de final por el conjunto turco.

Brasil avanza a paso firme con dos jugadores que, como siempre, hacen la diferencia: Ronaldo y Ronaldinho, el primero buscando revancha de la final del 98 y el segundo creando y convirtiendo goles definitorios, como el que le hizo al inglés Seaman en los cuartos de final desde tres cuartos de cancha.

Alemania, siempre Alemania, avanza por su grupo, sin jugadores descollantes salvo el arquero Oliver Kahn (declarado best player del torneo) pero con la misma fórmula de siempre: fuerza, dinámica y nunca bajo ninguna circunstancia bajar los brazos.

Página 1 de 4
© 2018 RosarioMix.com Todos los Derechos Reservados