Rosario Central goleó a Huachipato y mostró todo su fútbol

El Central del Kily González, ayer dirigido por Pastilla Ordóñez, mostró gran nivel y se despachó con una goleada.

Central hizo lo que debía y un poco más. La necesidad de ganar la transformó en una victoria contundente, inobjetable, construida desde el juego, edificada desde el convencimiento y traducida en el resultado. Un 5 a 0 sobre Huachipato que le dio más aire a los del Kily, le puso el futuro en las manos y lo fortaleció como equipo. Todo lo que hizo formó parte de una excursión altamente satisfactoria al sur para volverse a Rosario, donde no pudo hacer de local, con las manos llenas de fútbol y goles.

Unos pocos minutos en los que a Central le costó acomodarse fueron los que tuvieron a Huachipato en partido. De ahí en más fue juego asociado, rotación, exigencia máxima, lucidez y una efectividad asombrosa. Porque cuando el canalla se adueñó de la pelota lo hizo para honrar las obligaciones que tenía. Saliendo limpio desde el fondo, Vecchio condujo, aunque no en su máxima expresión, Zabala y el Pupi Ferreyra rompían por la banda que fueran (varias veces cambiaron) y Gamba fue una turbina allá arriba, en los últimos metros, para asfixiar a los defensores chilenos. Como cuando desacomodó a Tapia para irse mano a mano y ponerla con zurda en el ángulo superior izquierdo. Golazo y merecimiento.

Nada de conformismo. Más bien todo lo contrario. Porque hubo empuje e intención de ir por más y con el crecimiento paulatino de Vecchio el equipo se mostró en sintonía, no sin antes pasar un enorme sobresalto tras el error de Almada en la salida, que provocó un mano a mano de Poblete, que tiró afuera. Pero fue un toque de atención que para nada modificó el estilo de juego. Se asentó Ojeda, el Pupi Ferreyra fue cada vez más punzante y Zabala otro tanto. La cosa empezó a resolverse en el penal que Baeza le convirtió a Gamba y que Vecchio se encargó se resolver. 2-0 y más justicia todavía.

De igual forma, el hambre de goles no se detuvo y las intenciones fueron en aumento. Gamba apareció en el segundo palo tras un centro de Martínez (pareció tocarla Gutiérrez contra su propio arco), ya en el cierre, y a segundos del final de ese primer tiempo fue Zabala el que lanzó y Martínez el que se anticipó a un Castellón desairado.

Fue tan grande la diferencia en el juego y en el resultado en esa primera etapa demoledora que se entendía que la vuelta de los vestuarios fuera con una marcha menos, para no arriesgar ni el físico ni el resultado. Una apuesta lógica, de manual, pese al deseo siempre vigente de ir por más. Pero claro, lo hizo midiendo esfuerzos, aunque también jugando y valiéndose de la pelota.

Sólo un par de remates de afuera del área de Huachipato pudieron alterar el resultado, pero nada de eso pasó. Y Central tenía algo guardado, como esa atropellada de Dupuy para ponerle la rúbrica a una noche especial, soñada y positiva. Más no podía pedir el Kily (desde afuera) para este cierre de semestre que lo tiene con la pelota bajo la suela.

El equipo del Kily González sigue rompiendo rachas

Los canallas están de parabienes en esta Copa Sudamericana. Tras dejar atrás algunas rachas negativas en la última victoria en el Nuevo Gásometro, anoche Central volvió a cortar varias estadísticas. Por un lado es la primera vez que consigue un triunfo ante un equipo extranjero en esta competición. Hasta ayer se había enfrentado con Inter y San Pablo de Brasil, 12 de Octubre de Paraguay y a Huachipato en Chile y no había podido conseguir el triunfo. Además fue la segunda máxima goleada en los 140 partidos internacionales que lleva jugado Rosario Central en toda su historia, detrás de 6 a 0 ante Universitario de Perú en la Copa Libertadores 2001. Otro dato para destacar es que después de 715 partidos, los auriazules hicieron 4 goles en el primer tiempo, algo que no sucedía desde el 6 de julio de 2003, cuando goleó 7 a 2 a Boca Juniors en el Gigante de Arroyito.

Síntesis

5 Central: Jorge Broun 6,5; Damián Martínez A 7 (63' Fernando Torrent 5), Facundo Almada 6, Gastón Ávila 6,5 y Lautaro Blanco 6; Diego Zabala 7,5 (72’ Infantino 5), Emmanuel Ojeda 6,5, Emiliano Vecchio 7,5 (79’ Francesco Lo Celso A -) y Luciano Ferreyra 6,5 (63' Alan Marinelli 5); LUCAS GAMBA 9 y Marco Ruben A 6 (72’ Luca Martínez Dupuy 6,5).

DT: Diego Ordóñez (4-4-2)

 

0 Huachipato: Gabriel Castellón A 4; Juan Córdova 3 (58' Brayan Palmezano 3,5), Nicolás Ramírez 3, Ignacio Tapia 3 y Cristián Cuevas 5,5; Javier Altamirano 3 (58' Álvaro Garrido 3), Claudio Sepúlveda 3,5 (71' Verdugo A 3) y Israel Poblete 3 (36' Joaquín Gutiérrez 3); Walter Mazzantti A 3 (58' César Guanca 3), Nicolás Baeza 2,5 y Cris Martínez A 3.

DT: Juan José Luvera (4-3-3)

Estadio: Florencio Sola (Banfield) (Local Central).

Arbitro: Christian Ferreyra (Uruguay) 6.

A: Amonestados.

E: Expulsados.

Goles: 27’ Gamba (C), 35’ Vecchio (C, de penal), 44' J. Gutiérrez (H, en contra), 46' D. Martinez y 78' M. Dupuy (C).

Etiquetas

Quienes somos

ROSARIOMIX medio digital que se perfila a ser el Portal Rosarino Diferente, con información dinámica y eficaz para sus miles de lectores que diariamente confían en este medio independiente. Llevamos más de 15 años online.

CONTACTO
Mail: [email protected] 
Whatsapp: wa.me/5493412272949
Rosario, Argentina

Newsletter

Unite a nuestro newsletter