Junio 23, 2018
DRS

DRS

Especial Mundiales: hoy Italia 1990


El Maracanazo de la vergüenza. Así se definió a la parodia que realizó el equipo chileno en el último partido eliminatorio camino al segundo mundial a disputarse en Italia. Una bengala cayó en el área chilena y su arquero, Roberto Rojas, se desvaneció al instante. Un tumulto, sangre en el rostro del jugador y partido suspendido. Luego se comprobó, y para ello fue fundamental el aporte fotográfico del periodista de “El Gráfico” Ricardo Alfieri, que la bengala había caído a dos metros de Rojas y que los cortes fueron autoinflingidos. Brasil al mundial y Chile suspendido hasta el Mundial 98. Por su parte Roberto Rojas, considerado el mejor arquero del mundo entre 1987 y 89, fue marginado a perpetuidad de las canchas de fútbol y recién fue amnistiado por la FIFA en 2003. Una pena porque en la Copa América disputada en Argentina en 1987 Chile había apabullado 4 a 0 a Brasil en Córdoba, tenía armas legales, y muchas, para clasificar.

Por cierto la persona que lanzó la bengala (una muchacha brasileña de 24 años llamada Rosenery Mello) fue posteriormente tapa de Playboy en honor al mérito por la clasificación lograda. Fallece en 2011 a causa de un aneurisma cerebral. Un periódico trasandino tituló en ese momento “El fútbol chileno perdió a una de las figuras claves de su historia”.

Si bien ese mundial representó el Apocalipsis de Rojas, fue la presentación de otro ídolo efímero, un tal Paul Gascoigne.

Jugó e hizo jugar a toda Inglaterra a su ritmo, peleando y creando en cada centímetro de la cancha y llevando a los isleños a la semifinal de un mundial desde México 70. Un gran futuro profesional en Italia (jugó en Lazio). En la semifinal es recordada su imagen llorando cuando fue amonestado en el minuto 119 del alargue contra, cuando no, los alemanes. Es que sumada a otra amonestación que acarreaba del partido anterior con Camerún se iba a perder la final. Inglaterra se desmorona y pierde por penales esa opción. Drogas, peleas callejeras, abuso del alcohol, sobrepeso, bromas pesadas a su compañeros y rivales (incluso hacer el ademán de amonestar al arbitro Smith al devolverle las tarjetas que se le habían caído al suelo al momento de devolverselas) hicieron un cóctel que “Gazza” y sus seleccionadores no pudieron superar.

En 1998 cuando el DT y ex compañero inglés Glen Hoddle le anuncia que no lo tendrá en cuenta para el mundial, a raíz de la publicación de fotos que lo mostraban consumiendo alcohol, se avalanza sobre él queriendo golpearlo. Es el fin del díscolo jugador.

España presenta la “Quinta del Buitre” (Michel, Sanchís, Martín Vázquez, Pardeza y Butragueño), y queda eliminado en octavos de final por dos goles del yugoslavo Stojkovik.

En el segundo, de tiro libre, aún le siguen achacando la responsabilidad a Michel (el mismo del gol no cobrado con Brasil en México 86), ya que formando parte de la barrera corrió la cabeza y la pelota ingresó por allí dejando sin chances al portero Zubizarreta.

El mundial se desarrolla con el mismo formato que el anterior, es decir 24 equipos. El campeón vigente Argentina y el local Italia tienen su participación asegurada. Costa Rica hace su debut mundialista y en su rol de “Cenicienta” consigue clasificar en su grupo a costas de Escocia y Suecia, de la mano de su DT, un viejo trotamundos del fútbol, Bora Milutinovic.

Es bueno aclarar que Escocia, que alguna vez hasta fue candidato a ganar un mundial (1978), se presenta por séptima vez en un mundial y posee el deprimente récord de ser la selección que, con tamaña asiduidad a las Copas del Mundo, jamás ha logrado superar la primera rueda.

Se podría entonces dar crédito al refrán “Dios inventó el whisky para que los escoceses no dominen el mundo”.

Colombia vuelve tras 28 años y clasifica a la segunda vuelta, tras un recordadísimo empate contra Alemania, con un gol gritado por toda Sudamérica de un tal Freddy Rincón. Y presenta a René Higuita, un arquero que sentó escuela siendo una mezcla de genio (ataja un penal a Yugoslavia) y grotesco (quiere eludir al camerunés Milla y le regala el gol) partido tras partido.

Maradona (cuando no Maradona) vuelve a realizar la “Mano de Dios”, esta vez en el arco argentino deteniendo un remate ruso. El arbitro danés no ve la acción y el partido lo gana Argentina 2 a 0, produciéndose el debut de Sergio Goycochea a raíz de la lesión sufrida por el titular Nery Pumpido. En el encuentro contra Brasil el diez argentino arma una jugada monumental apilando 3 jugadores brasileños y habilitando a Caniggia para hacer su gol consagratorio.

El local Italia es salvada por figuras que salen del banco de suplentes como Schillaci y Baggio que la llevan hasta la semifinal, donde es derrotada por Argentina en los penales (Goycochea adquiere fama de héroe).

Alemania accede a la final y se enfrenta con Argentina. Una Argentina disminuida por varias ausencias debido a sanciones y lesiones.

Pedro Monzón tiene el privilegio de ser el primer expulsado en la final de una Copa. Para no sentirse solo, Dezotti le hace compañía hacia el final del encuentro.

Alemania gana por un penal ejecutado por Brehme (con su pierna inhábil) y toma revancha de la final del torneo anterior, coronándose un justo ganador.

Fue el último mundial para países como Alemana Federal, Checoslovaquia, Yugoslavia y URSS. La caída del muro de Berlín desencadena una serie de decisiones políticas de las cuales el fútbol no puede ni debe escindirse.

Cocinar para comer en el trabajo muchas veces es una tarea ardua.


Tienes que tener en cuenta factores como que la comida se pueda recalentar y quede bien (lo que excluye muchas recetas con pasta), que no se vuelque (como a veces pasa con los guisos y las sopas), y en lo posible que nos lleve poco tiempo y esfuerzo prepararlo, ¡porque llegamos cansadas de trabajar!

Por eso sé que amarás estas ideas de almuerzos fáciles para llevar al trabajo.

facil quiche de pan 4
CROVAT

1. Quiche de pan

¿Qué es un quiche de pan? Es como una torta de fiambre, pero en lugar de utilizar masa casera (o comprada), se hace con rebanadas de pan de molde.

 ¡Es una receta rápida, original y económica, perfecta para llevar al trabajo!

 

Receta de ensalada Cesar
ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

2. Ensalada César

Lo que me gusta de la ensalada César es que lleva pocos ingredientes, es fácil de preparar, y hasta puedes aprovechar las sobras de pollo para hacerla.

 

Arroz con atún fácil y rápido
DANIELMENR - RF - THINKSTOCK

3. Arroz con atún

Todavía no he encontrado una receta más fácil y que me saque más rápido de un apuro que el arroz con atún.

 

tomates rellenos05
CROVAT

4. Tomates rellenos

Para cuando hace calor, una de mis recetas favoritas son los tomates rellenos. Y aunque en esta receta los rellenamos con atún, puedes rellenarlos con lo que más te guste: arroz, queso, fiambre, arvejas, maíz, quínoa, pollo.

 

quesadillas caprese 6
CROVAT

5. Quesadillas caprese

Aunque siempre puedes hacer tú misma las tortillas mexicanas para estas quesadillas caprese, lo mejor será un paquete de quesadillas compradas para pasar menos trabajo y que te resulte más fácil.

 

tarta de queso y champinones 0
CROVAT

6. Tarta de queso y champiñones

Un almuerzo liviano y rico para llevar al trabajo es esta tarta de queso y champiñones. Y no hay que lavar ni pelar vegetales: solo picar el queso y abrir la lata de champiñones.

 

Wraps de queso y vegetales
ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

7. Wraps de queso y vegetales

Además de fáciles, estos wraps de queso y vegetales son saludables, ¡perfectos para un almuerzo en el trabajo!

 

gratinado de pollo 6
CROVAT

8. Gratinado de pollo

¿Buscas una receta sabrosa y que te haga sentir satisfecha, que además de poco trabajo preparar? prueba este gratinado de pollo fácil y rápido.

 

salpicon de pollo 08 0
CROVAT

9. Salpicón de pollo

Otra receta perfecta para cuando tienes sobras de pollo y quieres preparar un almuerzo fácil para llevar al trabajo es la de este delicioso salpicón de pollo.

 

La cantante colombiana Shakira llegará a Rosario el próximo 27 de octubre para dar un recital en el estadio de Rosario Central. Las entradas saldrán a la venta el próximo lunes 14 de mayo.


La empresa argentina de entretenimiento Fenix, anunció en Twitter que las entradas a la venta online saldrán el próximo lunes 14 de mayo a las diez de la mañana por TopShow.

 

El 11 de octubre en la Ciudad de México comienza su gira El Dorado World Tour por América Latina. 

 

El 25 de octubre llegará a Argentina, para presentarse en el estadio de Vélez Sársfield, en la ciudad de Buenos Aires. 

 

Luego, la colombiana tocará en el estadio Rosario Central el sábado 27 de octubre. 

 

 

Las entradas a la venta para ambos recitales estarán disponibles desde la mañana del lunes 14 de mayo.

 

 
 

Regirá en el radio de Bs. As, Tucumán, Dorrego y Mendoza para facilitar actividad comercial. Se habilita estacionar en algunas cuadras donde está prohibido, y se libera estacionamiento medido.


Debido a la celebración del Día del Padre y la consecuente concurrencia masiva al área comercial del microcentro, la Municipalidad de Rosario dispuso habilitar los días 14, 15 y 16 de junio, de manera excepcional y gratuita, el estacionamiento en el sector comprendido por las calles Buenos Aires, Tucumán, Dorrego y Mendoza. En dicha zona se exceptuará el pago en aquellas cuadras donde rige estacionamiento medido, y se habilitará estacionar en aquellas donde está prohibido, con algunas excepciones, entre ellas las afectadas a carriles exclusivos.

Esta disposición se establece bajo la resolución Nº 91 buscando así facilitar el movimiento comercial y condiciones de accesibilidad y estacionamiento en el entorno referido.

Igualmente la iniciativa exceptúa el estacionamiento en las siguientes calles:

• Entre Ríos, desde San Lorenzo hasta San Luis.
• Sarmiento, desde San Lorenzo hasta San Luis.
• Santa Fe, desde San Martín hasta Dorrego.
• San Lorenzo, desde Dorrego hasta Laprida.
• Rioja, desde Maipú hasta Corrientes.
• Cortada Ricardone, desde Cortada Araya hasta Mitre.
• Maipú, desde Mendoza hasta Santa Fe.
• Laprida, desde San Lorenzo hasta Mendoza.

Para mayor información, los usuarios pueden comunicarse a la línea gratuita de Atención al Ciudadano 147 todos los días, durante las 24 horas.

Especial Mundiales, en esta oportunidad México 1986, un mundial que marcó a la historia argentina.


Los esperamos en Colombia 86!!! Rezaba el cartel al terminar la final del mundial 82, pero qué pasó para que finalmente fuera México, nuevamente como en el 70, el anfitrión? Las exigencias de la FIFA de 12 estadios de 40000 espectadores, 6 de 60000 y 2 de 80000 espectadores, más la obligación de construir una Torre de comunicación en Bogotá, sumado al congelamiento de las tarifas hoteleras para el personal de la FIFA desde el 01/01/1985, innumerables flotas de limusinas, jets y trenes al servicio de la comunicación del torneo hicieron que, por primera vez en la historia un país sumido en la crisis por intermedio de su presidente Belisario Betancur, declinara la designación de organizar un mundial. Es así que el 20 de mayo de 1983 se define nuevamente que México sea el país organizador. El terremoto ocurrido en ese país el 19 de Septiembre de 1985, es decir menos de un año antes de la apertura del mundial, no fue suficiente como para impedir el torneo y finalmente las 24 selecciones clasificadas pudieron competir en la mayor de las fiestas.

Se podría decir que el brutal terremoto no logró lo que si hizo la FIFA con el organizador original…

La segunda ronda fue de eliminación directa, reviendo lo dispuesto en los mundiales anteriores.

Clasificaban el primero y segundo de cada grupo (6 grupos) y los cuatro mejores terceros, para terminar de definir a las 16 selecciones que definirían la Copa.

“La Ola” como forma de festejo hace su presencia en los torneos mundiales.

España-Brasil, como en 1978. Esta vez España si hizo el gol, pero el juez australiano Bambridge no convalidó el disparo de Michel que pico medio metro adentro del arco de Carlos, pese a que las pantallas electrónicas del estadio Jalisco repetían hasta el cansancio la palabra “Gol”. El fantasma de Cardeñosa seguía vigente. Brasil finalmente triunfó 1 a 0.

El conjunto carioca llegó hasta los cuartos de final ganando todos los partidos y sin tener un solo gol en contra. Se encontró con la Francia de Platini y perdió por penales.

“Mi generación no nació para ser campeona del mundo” definió Arthur Antunes Coimbra, Zico, el Pelé blanco, en su tercer y último mundial.

Por su parte los hispánicos vencieron en octavos de final 5 a 1 a Dinamarca, la gran revelación de la fase inicial (le había ganado con baile 6 a 1 a Uruguay), con 4 tantos del “Buitre” Butragueño. En el partido siguiente cayeron, también por penales con Bélgica.

“Jugamos como nunca, perdemos como siempre” fue la definición que quedó marcada a fuego en los seguidores de la furia española.

Si se habla de Uruguay hay que dejar por sentado un antilogro de la garra charrúa, el jugador expulsado más rápido del campo de juego, el lateral José Batista a los 57 segundos de juego en el partido que empataron con Escocia. “El arbitraje del juez de Uruguay- Escocia fue perfecto hasta el minuto de juego” decían las crónicas de la época, ya que después de esa expulsión fue desbordado por los reclamos de los orientales solicitando expulsión por cualquier roce mínimo.

Su hermano sudamericano, Paraguay, en su reaparición luego de Suecia 58 no quiso ser menos y consiguió que su DT Cayetano Ré fuera el primer técnico expulsado en un mundial, en el empate del partido de grupo contra los belgas.

Sin embargo en ese mundial se jugó un excelso fútbol, con un protagonista único, Diego Maradona.

El “Pelusa” que había debutado en el mundial anterior, se consagró el mejor jugador del mundo, disputándole el podio histórico al mismísimo Pelé.

En el partido de “Las Malvinas” hizo lo que nadie contra los ingleses, dos goles con la izquierda, uno con la mano y otro con la pierna. El primero fue conocido como “la mano de Dios” y el segundo como el más fantástico gol de la historia de los mundiales. Solo este futbolista puede encarnar la viveza criolla o clásica avivada argentina y la pasión en cada uno de sus goles. Con posterioridad se supieron varias declaraciones de los ingleses que daban cuenta de la importancia que le daban a este encuentro. Decía Peter Reid, mediocampista defensivo de los europeos “El DT había recibido telegramas de la reina y de Margaret Thatcher, así que era más que un partido de fútbol”.

El técnico inglés Bobby Robson sentenció “Está bien, el primer gol lo hizo con la mano pero el segundo valió por dos”.

En 1980 Inglaterra venció 3 a 1 a la campeona Argentina en Wembley, Esa vez Maradona luego de eludir a varios defensores ingleses no convirtió por disparar en lugar de dribblear al arquero Peter Shilton. Su hermano le había dicho que era un “bobo” por patear directamente al arco y no pasarlo.

En México lo eludió y quedo en la historia como el “barrilete cósmico” que inmortalizó el relator uruguayo Víctor Hugo Morales.

“Para destacarse, Platini necesita de un equipo que se mueva al ritmo que él impone. A Maradona le basta solo una pelota” dijo el reflexivo Jorge Alberto Francisco Valdano, compañero y testigo en primera persona de las situaciones narradas.

El resto ya se sabe, Argentina fue campeón, le ganó a Alemania (cuando no) la final.

El mundial fue para Argentina. Pero el mundial fue de Maradona.

Especial Mundiales, en esta oportunidad España 1982.


El negocio que se estaba perdiendo era mayúsculo. Es entonces que en la FIFA se decide aumentar el cupo de países participantes de 16 a 24.

España tuvo la oportunidad de organizar su primer gran evento después de la ida de Franco y el mundo la posibilidad de ver al pueblo español recuperado de años de postraciones y privaciones.

Uruguay, el primer bicampeón americano, no fue de la partida. Había organizado un año antes en su tierra el “Mundialito” con la presencia de los mejores seleccionados, tanto históricos como contemporáneos (Brasil, Argentina, Alemania, Italia y Holanda) coronándose triunfador. Pero en las eliminatorias Perú le arrebata la clasificación en el mismo Centenario (cualquier semejanza con Argentina en 1970 no es antojadiza). Eso demuestra que en el fútbol sudamericano, dos más dos nunca son cuatro, generalmente tres…

Entre los nuevos, hubo 5 equipos: Nueva Zelanda, Kuwait, Argelia, Camerún y Honduras.

Argentina, mientras tanto, vigente campéon debutaba el 13 de Junio contra el subcampéon europeo Bélgica, presentando a un tal Diego Armando Maradona. Simultáneamente estaba inmerso en la Guerra de Malvinas con Inglaterra, que culminó un día después del partido antes mencionado (14 de Junio). En este aspecto es que le sucedió a un relator argentino de Radio Rivadavia, Juan Carlos Morales, un hecho sin precedentes en la historia de la radiofonía mundial: tuvo que relatar un encuentro entre Alemania e Inglaterra sin mencionar en ningún momento, por orden de la gerencia, a los segundos. Los de rojo, los rivales de Alemania, los piratas fueron los sinónimos utilizados. Muy absurdo. Muy argentino.

Si de absurdos se trata el partido entre Francia y Kuwait se llevó las palmas. Cuando Alain Giresse marcaba el cuatro gol a favor de los galos, el jeque Fahid Al- Ahmad Al- Sabah irrumpió en el campo de juego objetando la validez del tanto, aduciendo que se escuchó un silbatazo previo a la acción del gol. El árbitro ruso Stupar dio marcha atrás y anuló el gol, igualmente Francia venció 4 a 1 merced a la conquista de otro tanto. El día siguiente a Miroslav Stupar, la FIFA lo suspendió a perpetuidad como árbitro internacional. El jeque, que también tenía un altísimo cargo en el ejército, murió víctima de una metralla defendiendo el palacio Dasman en 1990 cuando las tropas de Saddam Hussein invadieron Kuwait, en lo que dio inicio a la llamada “Tormenta del Desierto”.

En el partido semifinal, continuando con los que imparten justicia, el arquero alemán Schumacher sale de manera vehemente contra el delantero francés Battiston, dejándolo inconciente, sacándole dos dientes y por último convirtiendo penal. Schumacher retorna impasible a hacer el saque de arco, el árbitro no ve nada de eso, Battiston se retira en camilla con oxígeno, Francia hace el cambio y Alemania finalmente triunfa en los penales. “Le pago los dos dientes” dijo, de manera sarcástica, el golero germano. La historia no concluye allí, ya que hacia 2008 Michel Platini, por entonces presidente de la UEFA y que estuvo en el campo de juego en aquel encuentro, recibe de regalo en un partido en Sevilla la camiseta que había usado Battistón. Se la había dejado como recompensa al médico que lo atendió en el Hospital Virgen del Rocío por los servicios recibidos.

Nicolae Rainea, rumano él, dirige el partido entre Italia y Argentina en la fase final, Gentiel, haciendo omiso honor a su apellido, toca, golpea, maltrata, persigue y hasta a veces marca a Maradona, siendo amonestado solo al final del encuentro. También tuvo que marcar a Zico y Rummenigge en el transcurso del torneo. “Puedes decirlo en tu país, Maradona es el más peligroso y el mejor jugador del mundo, por ello tuve que irle tan fuerte” comentaría a modo de excusa a un periodista argentino con posterioridad.

Si en el mundial de 1938 Austria no pudo participar porque había sido anexada al Reich, en 1978 se tomo la revancha ganándole y declarando la pública e histórica enemistad entre ambas naciones. En 1982 escribieron un nuevo y tristísimo capítulo pactando un triunfo alemán por la mínima en la única llegada en todo el encuentro. Solo ese resultado aseguraba la clasificación de ambos, dejando afuera a la sorprendente Argelia que había dado el batacazo al vencer 2 a 1 a los teutones. Ese partido fue, es y será conocido como “el partido de la vergüenza”. Las autoridades de la FIFA tomaron nota y desde ese partido los terceros encuentros de la fase de grupo se juegan simultáneamente para que no se vuelvan a repetir este tipo de arreglos ominosos.

La curiosidad la dio El Salvador en dos aspectos, llevó 20 jugadores en lugar de los 22 autorizados (sus lugares fueron ocupados por dirigentes y sus familias…) y no consiguió los videos de Hungría, uno de los 3 rivales de grupo (con Bélgica y Argentina). Ese encuentro lo pierde por 10 a 1. Es entonces que se toma dimensión que la tecnología tiene un valor preponderante en la preparación de los seleccionados.

“”Con Paolo Rossi en el ataque nuestras posibilidades de ganar el mundial quedan reducidas”. Con esa frase se despachó Gabriele Oriali de su compañero en el ataque itálico. Es que Paolo venía de dos años de parate por ser encontrado culpable del escándalo de las apuestas en el Calcio y con solo 3 partidos jugados en los que iba del año.

Nunca nadie se equivocó tanto. Luego de pasar a la segunda ronda con 1 solo gol a favor y 3 empates ganó todo. 6 goles (3 de ellos a Brasil), figura y goleador del mundial.

“Éramos fantasmas ahora somos campeones” tituló un conocido diario peninsular.

Era el peor, fue el mejor.

Continuamos con los Especiales Mundiales, hoy el imperdible Argentina 1978


“Hay dos cosas que no se perdonan en el fútbol: el penal para el visitante y el aburrimiento”. Esa frase del genial ex jugador argentino José Manuel Moreno reflejó lo que fue el partido inaugural entre alemanes y polacos.

Finalmente, y después de esperar más de 50 años, el mundial se disputaba en Argentina. Pocos países del mundo podían presentar una historia tan rica de futbolistas excepcionales y de aficiones tan entusiastas, a veces demasiado. Pocos países, también, atravesaban una turbulencia social como la Argentina en medio de un proceso militar que buscaba réditos políticos del enfrentamiento deportivo (cualquier semejanza con Italia 34 y Francia 38 no es pura coincidencia).

Los holandeses Cruyff y Van Hanegem, se autoexcluyen por la situación sociopolítica del país anfitrión. Sobre este tema se lo vio al arquero sueco Ronnie Hellstrom formando parte de la tradicional marcha de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo en lugar de concurrir a la ceremonia inaugural. Paul Breitner, el campeón alemán, también decidió no participar de motu propio, retornando en el siguiente mundial.

“Ya ni los más ingenuos creen que la Argentina estará en condiciones de organizar el mundial. Es hora de que Brasil emprenda lo que otros abandonan” titulaba un diario brasileño en el verano del 76.

Sin embargo el mundial da inicio y nuevamente 16 equipos forman parte de él, con la misma modalidad de disputa que Alemania 74.

Por América al local se le sumaba Brasil, México y Perú.

Por Europa el campeón Alemania, Italia, Francia, Holanda, Escocia y España entre los más representativos.

Los ibéricos habían vuelto tras 12 años de ausencia, pero alguien se había equivocado en la elección del lugar de concentración. “La Martona” se llamaba la finca que invitaba al rélax de los jugadores pero por las noches los mugidos de las vacas eran tantos y con tal continuidad que fueron muchos los que hubieran preferido descansar en una parada de colectivos de la calle 9 de Julio.

Es en ocasiones como estas cuando los jugadores pasan a la posteridad por sus proezas y actitudes heroicas. O al menos así debería ser, salvo para el jugador del Betis español Julio Cardeñosa que demoró una eternidad en definir absolutamente solo frente al arco brasileño desde el punto del penal, finalmente sacada sobre la línea por el defensor carioca Amaral. Esta antiacción se la conoce como “el gol de Cardeñosa”.

Entre los exóticos Túnez e Irán. Los primeros estuvieron muy cerca de clasificar y obtuvieron el primer triunfo de un equipo africano en un mundial, 3 a 1 sobre los melenudos mexicanos, y un empate en cero con los vigentes campeones.

Los escoceses venían con pretensiones de campeonar ya que sus jugadores se desempeñaban en el fútbol inglés que había dominado las competencias de clubes europeas de los últimos años.

Cuando tuvo que enfrentar en el debut a los peruanos su DT, Ally Mac Leod, fue preciso “Muchachos, marquen al 7 y jueguen como saben”. El 7 fue marcado (Muñante) pero se olvidaron del 10, un jugador que sabía muchísimo de futbol y hasta la genialidad, Teófilo Cubillas. Los americanos vencieron 3 a 1 y Cubillas hizo un gol de tiro libre pegándole con el empeine contrario a la lógica, hazaña conquistada en los mundiales solamente por dos jugadores, el otro fue Pelé.

Holanda, el subcampéon que había revolucionado el mundo táctico cuatro años antes avanzaba  a paso firme, sin las presencias rutilantes pero con un espíritu de equipo y cabal conocimiento de sus limitaciones y virtudes. Así llegó a la final.

En este mundial un humilde club de barrio como Kimberley de Mar del Plata formó parte del grupo de Argentina… se enfrentaban Francia y Hungría y ambos se habían presentado con la casaca alternativa blanca. Es así que a los galos se les ocurre la idea de jugar con la camiseta de algún club local y es entonces que se puede decir que el Atlético Kimberley vence 3 a 1 a los magiares.

Al local, contra todos los pronósticos de favoritismo, le toca el grupo más complicado con Hungría, Francia e Italia. La derrota con los itálicos hace que se tengan que trasladar a Rosario, siendo segundos de su grupo. Y es allí donde Mario Alberto Kempes toma toda su estatura de goleador, en una ciudad y un estadio que conocía a la perfección.

“Kazimierz Deyna, tu querías ir a jugar al exterior?, pues puedes irte cuando quieras!!” le dijo el DT polaco Gmoch a su pupilo luego de que desperdiciar un penal contra la Argentina y Fillol, un arquero que encuentra la dimensión de ser el mejor de todo el torneo y del mundo.

Los locales derrotan a Perú por 6 goles, dejando dudas y dando paso a rumores de todo tipo ya que necesitaban 4 para clasificar y el arquero incaico era…argentino. Sin embargo pocos recuerdan que ambas selecciones se habían enfrentado 3 meses antes en Perú y los argentinos habían vencido sin dificultades 3 a 1.

La final estaba sentenciada, el local y la naranja mecánica.

Así como Holanda había sido noticia por su incansable e inclaudicable capacidad de generar situaciones de gol en Alemania 74, en la final produjo 49 fouls en todo el partido. La máquina de crear se había convertido en la máquina de destruir. El partido se encuentra 1 a 1 y en la última jugada del partido Rensenbrink remata al arco argentino… y el poste devuelve el balón. En el alargue los locales vencen por 3 a 1. Kempes se anota con 2 goles en la final y 6 en el torneo, siendo goleador.

En el mundo se acuña una frase “No diga gol, diga Kempes”.

Continuamos con los especiales de los Mundiales, hoy Alemania 1974.


Al igual que en el mundial de 1954, los alemanes llegaban a la final como partenaire, pero falta para eso...

La oportunidad de organizar un mundial de fútbol, y dos años antes los JJOO, dio a los alemanes la ocasión de poner en valor los postulados de su inigualable escuela de arquitectura (Bauhaus) mediante la racionalidad, los modernos medios de diseño y de comunicación aplicados a la solución de un problema práctico: los carteles orientativos de los aeropuertos para los turistas recién arribado al país anfitrión.

Turistas y futbolistas que vivieron rodeados de una seguridad sin precedentes para que no se repitan los asesinatos de deportistas israelíes ocurrido dos años antes en el marco de los JJOO de Munich.

Una vez más 16 equipos se iban a enfrentar en una ronda final divididos en 4 grupos y, como innovación, los 2 primeros de cada grupo pasarían a la segunda ronda, dividida en 2 grupos de 4 equipos cada uno, donde los dos primeros se encontrarían en la final.

También en una nueva coyuntura los problemas políticos se hacen presentes.

Chile y URSS debían definir un puesto para el mundial. Luego de empatar en Moscú sin abrir el marcador, los soviéticos se niegan a jugar la revancha, es que su embajador ha sido expulsado de Santiago a causa del derrocamiento de Salvador Allende a manos de Augusto Pinochet. El partido no se reprograma y Chile consigue su pasaporte.

Como países debutantes se encuentran los australianos, Haití y Zaire, siendo éste último el primer representante del África negra en un mundial.

Habiéndose llevado Brasil la copa Jules Rimet (por ser tricampeón) se pone en juego la Copa del Mundo, diseñada por el escultor francés Abel Lafleur.

Se produce la primera expulsión de un jugador sin mediar tarjeta amarilla, el honor corresponde al chileno Carlos Caszely, dejando igualadas las acciones con el inventor de la media chilena (su compatriota Ramón Unzaga, 60 años antes).

El vigente campeón, ya sin Pelé y varios otros genios del 70, debió soportar en defensa lo que no supo construir en ataque.

El equipo argentino presentó un equipo sin ninguna coherencia estructural, con improvisaciones constantes. “Su desorganización táctica es tan grande que a veces tiene el efecto sorpresa sobre sus adversarios” reflejaba el periodista alemán Gunther Furrer.

Supieron enfrentarse los dos sudamericanos en la segunda vuelta, en el primer encuentro entre ambos en un Mundial. “Me prometieron un juego de artistas pero aquí solo había mecánicos”. El fútbol de potrero daba paso a las potencias europeas.

Alemania tenía un gran equipo, desde el arquero Sepp Maier hasta el portento de músculos y picardía goleadora de Gerd Muller. Una vez clasificado a la segunda ronda pierde sugestivamente el último partido del grupo antes sus hermanos de Alemania Democrática (gol de Sparwasser, futuro héroe nacional), esquivando de esa manera la oportunidad de enfrentar a Holanda en el grupo siguiente.

Holanda, “la naranja mecánica”, presentó un genio de la clase de Johan Cruyff. Habían llevado a la práctica los postulados del DT del Ajax holandés, Stefan Kovacs “Todos defienden y todos atacan”.

En el debut contra Uruguay los medios teutones titulan, después del triunfo naranja “Aviones vs carretas”.

En su partido ante Suecia remataron 39 veces al arco de Ronnie Hellstrom, a un promedio de un disparo cada minuto y medio de juego. El partido había concluido igualado en cero. Eso denotaba dos situaciones, la increíble capacidad de generar situaciones de gol y la alarmante falta de definición.

Tanto holandeses como los locales avanzaban por sus llaves, teniendo los alemanes que luchar y sufrir contra Suecia y el clima y Polonia.

Por el lado de los Países Bajos avanzaba sin dificultades goleando a Argentina y venciendo a los cariocas y alemanes democráticos.

El tercer puesto queda en mano de los polacos, donde un goleador semicalvo como Lato toma dimensión planetaria.

Es entonces tiempo de la final esperada, locales y naranjas se enfrentan en el estadio de Munich.

Henry Kissinger, Elizabeth Taylor, el príncipe Rainero y las más altas autoridades alemanes y de la realeza de Orange se hacen presentes. El fútbol deja de ser un deporte para convertirse en un espectáculo global.

Las apuestas están 5 a 2 a favor de los visitantes y, por si hiciera falta a los 56 segundos de juego ya se encuentran en ventaja mediante un tiro penal, y los locales aun no habían tocado el balón. El fantasma de la final de clubes entre Ajax y Bayern Munich (ambos bases de las selecciones) ganado por el primero por 4 a 0 se hace presente. Sin embargo los naranjas comienzan a hacer lo que no saben: tiempo.

Lateralizan, guardan la pelota y de a poco los teutones generan situaciones. Al final de primer tiempo Alemania pasa al frente por 2 a 1. El “Hup hup Holland” deja paso al “Deustchland”. El resultado no se modifica y cuando el árbitro inglés Taylor (carnicero de profesión) pita el final una vez más e igual que hace 20 años, los alemanes dan el batacazo y se coronan bicampeones del mundo.

El Mundial 78 espera. Dos fuoriclasse que debutaron en Alemania también: Fillol y Kempes.

Más que homenajear a Roberto Fontanarrosa, esta comedia sueña retenerlo un poco más entre nosotros. Busca poner al espectador como un compinche más en su mesa de El Cairo. Es la posibilidad de verlo observando, tomando nota y participando de situaciones similares a las que inspiraron muchos de sus cuentos.


La obra fantasea con que baste invocar en un recuerdo a un fallecido, para que su espíritu aparezca entre los vivos. Esta historia se reconforta imaginando vencer a la muerte; dándole a los espíritus un lugar en la cotidianeidad que los extraña. En un imposible “más acá”, Roberto Fontanarrosa comparte feliz la mesa del café con sus amigos de siempre en uno de sus paraísos.

Declarada de interés municipal, por el Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de Rosario

Autor: Dali López

Elenco: Raúl Calandra, Juan Carlos Capello, Mario Herrero, Nelson Cabrera, Jorge Arévalo, Daniel Vitantonio y Dali López

Dirección y puesta en escena: Dali López, Raúl Calandra y Juan Carlos Capello

TEATRO MUNICIPAL LA COMEDIA

DIRECCIÓN:
Teatro La Comedia - Ricardone, Rosario, Santa Fe, Argentina
Mitre y Ctda. Ricardone

HORARIOS BOLETERÍA:
de Martes a Viernes de 9.00 a 13.00 y de 16.00 a 20.00 Hs. Sábados de 9.00 a 13.00 Hs.
Tel: (0341) 480-2597 / 480-2991

PRECIO/ANTICIPADAS:
$400
Boletería del teatro
© 2018 RosarioMix.com Todos los Derechos Reservados